Un intento de hacer cosas  por Nosotros Mismos -

 

SUMATE !

Existen muchas formas de lograr un mundo mejor.
Elegí una...

 
 

ACTUALIDAD

DIARIOS ARGENTINOS

AGENCIAS DE NOTICIAS

CINED

  ANRED  

 

EL DEPORTE COMO INSTRUMENTO DE SOCIALIZACIÓN

La actividad deportiva puede resultar un instrumento muy eficaz para acceder a cambios de actitud y mejorar notablemente la calidad de vida, independientemente del ámbito social donde se aplique.


 

En este encuentro trabajaremos sobre los "puedo/no puedo", "nunca pude y nunca podré", "podría si..." 

EL ÁGUILA REAL

Un hombre se encontró un huevo de águila. Se lo llevó y lo colocó en el nido de una gallina de corral. El aguilucho fue incubado y creció con la nidada de pollos.
Durante toda su vida, el águila hizo lo mismo que hacían los pollos, creyendo que era un pollo. Escarbaba la tierra en busca de gusanos e insectos, piando y cacareando. Incluso sacudía las alas y “volaba” unos metros por el aire, al igual que los pollos. Después de todo, ¿no es así como vuelan los pollos?
Pasaron los años y el águila se hizo vieja. Un día divisó muy por encima de ella, en el límpido cielo, una magnífica ave que flotaba elegante y majestuosamente por entre las corrientes de aire, moviendo apenas sus poderosas alas doradas. La vieja águila miraba asombrada hacia arriba. “¿Qué es eso?”, preguntó a una gallina que estaba junto a ella.
“Es el águila, el rey de las aves”, respondió la gallina. “Pero no pienses en ello. Tu y yo somos diferentes de él”.
De manera que el águila no volvió a pensar en ello. Y murió creyendo que era una gallina de corral.


 

En muchos casos, ser un águila o un ave de corral, sólo depende de nuestra actitud. ¿Tendremos la fuerza de SER lo que somos??
Al menos, vale la pena averiguarlo...

El santón sufi Shams-e Tabrizi cuenta acerca de sí mismo la siguiente historia:
Desde que era niño se me ha considerado un inadaptado. Nadie parecía entenderme. Mi propio padre me dijo en cierta ocasión: "No estás lo suficientemente loco como para encerrarte en un manicomio, ni eres lo bastante introvertido como para meterte en un monasterio. No sé qué hacer contigo".
Yo le respondí: "Una vez pusieron un huevo de pata a que lo incubara una gallina. Cuando rompió el cascarón, el patito se puso a caminar junto a la gallina madre, hasta que llegaron a un estanque. El patito se fue derecho al agua, mientras la gallina se quedaba en la orilla cloqueando angustiadamente.
Pues bien, querido padre, yo me he metido en el océano y he encontrado en él mi hogar. Pero tú no puedes echarme la culpa de haberte quedado en la orilla".

De "El canto del Pájaro" - Anthony de Mello


Natalie du Toit, un ejemplo de lo Imposible

Oscar Pistorius, otro ejemplo...

 

Muchas personas nos muestran cómo, a pesar de (...o tal vez gracias a...) sus dificultades y adversidades, se han convertido en ejemplos de vida.

Podemos tomar decisiones importantes para nuestra vida, basándonos solamente en algunas percepciones?
Tal vez, valdría la pena confirmar si el registro que nos ha quedado, coincide con la realidad.

 

El contexto (familiar, social, político...) afecta nuestra percepción. Nuestros miedos, deseos o fantasías, también...


 Tal vez, esta breve narración nos permita identificar algunas de las situaciones que hemos vivido.

Tres sabios decidieron emprender un viaje, porque, a pesar de ser tenidos por sabios en su país, eran lo bastante humildes para pensar que un viaje les serviría para ensanchar sus mentes. Apenas habían pasado al país vecino cuando divisaron un rascacielos a cierta distancia. “¿Qué podrá ser ese enorme objeto?”, se preguntaron. La respuesta más obvia habría sido: “Id allá y averiguadlo”. Pero no: eso podía ser demasiado peligroso, porque ¿y si aquella cosa explotaba cuando uno se acercaba a ella? Era muchísimo más prudente decidir lo que era, antes de averiguarlo.
Se expusieron y se examinaron diversas teorías; pero, basándose en sus respectivas experiencias pasadas, las rechazaron todas. Por fin, y basándose en las mismas experiencias -que eran muy abundantes, por cierto-, decidieron que el objeto en cuestión, fuera lo que fuera, sólo podía haber sido puesto allí por gigantes. Aquello les llevó a la conclusión de que sería más seguro evitar absolutamente aquel país. De manera que regresaron a su pueblo, tras haber añadido una más a su cúmulo de experiencias.

Las Suposiciones afectan a la Observación.
La Observación engendra Convencimiento.
El Convencimiento produce Experiencia.
La Experiencia crea Comportamiento,
el cual, a su vez, confirma las Suposiciones.

de la Oración de la Rana I - Anthony de Mello

Volver a la Página Inicial de "El Deporte como Instrumento..."


 

Newsletter
Suscríbete ahora a nuestro newsletter
E-mail
 
Acepto términos y condiciones